olives-886880_640

El valor del olivar contra el cambio climático

A finales de diciembre de 2016 tuvo lugar en la ciudad marroquí de Meknès la quinta edición del Forum Internacional de Agro-pôle Olivier, un encuentro internacional auspiciado por la organización Agro-pôle Olivier ENA Meknès. En su transcurso, los participantes aprobaron una serie de conclusiones que se han aglutinado en la ‘Declaración de Meknès en favor del Olivar’.

La declaración afirma según la información recogida por la publicación Olimerca que “el olivar debe ser reconocido como un vector de desarrollo sostenible; de lucha contra el cambio climático y fuente de energía renovable para las generaciones futuras”. Esta conclusión está apoyada por las diferentes intervenciones a lo largo del encuentro por parte de expertos españoles, italianos y griegos, que mostraron casos de éxito sobre el efecto sostenible del olivar.

Fransisco Serafini, secretario general del Consejo Oleícola Internacional (COI), señaló que el olivar contribuye a ralentizar la desertización y la erosión en las zonas donde está implantado y permite además mantener la población en el medio rural. El secretario general hizo hincapié en la necesidad de adoptar “prácticas agronómicas adecuadas que permitan al olivar contribuir a la reducción de los gases de efecto invernadero”, recordando que diferentes estudios científicos han demostrado los efectos positivos de la oleicultura en el incremento de la capacidad de fijación del CO2 de la atmósfera en las estructuras vegetales permanentes y en el suelo.

fuente: Olimerca